martes, septiembre 12, 2006

Su camino, su vida...

Le dijo Tomás: Señor, no sabemos a dónde vas; ¿cómo, pues, podemos saber el camino? Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. (Juan 14:5-6 RV60)

Es frecuente que busquemos un camino en nuestra vida para realizarnos como personas, y no hay duda que cualquiera sea el camino que tomemos llegaremos a un punto, a una meta. Sin embargo, cuando la meta es llegar a Dios, al Padre, que es la meta suprema a la que cualquier ser humano puede aspirar, sólo hay un camino... Jesucristo.

Jesús nos pide que vivamos su vida, la que Él nos vino a dar, Él dió la suya para que viviéramos en Él, en su camino, en su verdad, en su amor. ¿Qué es esto de vivir en Él?, no es complicado, sólo quiere decir dejar que Él gobierne con su amor cada una de nuestras acciones. Es obvio que para llegar a ese grado de entrega, se requiere tener una relación íntima y constante con el propósito de hacer siempre su voluntad.

¿Y por qué debo someterme a su voluntad?.... porque Él me conoce mejor de lo que yo me conozco y te conoce a tí mejor de lo que tú te conoces. Porque el es DIOS... el diseñó cada una de las moléculas y células que componen nuestro cuerpo, cada uno de nuestros sentimientos, y emociones, nos dio la capacidad de pensar, todo lo recibimos de Él, sin Él es imposible la vida.

¿Quién sabe mejor el propósito de una obra, la misma la obra o el creador de la obra?

Para hoy...

Toma un pedazo de papel y haz un dibujo tuyo, de tu imagen... cuando la termines, vete al espejo y compárala, ¿se parece?... bueno, así es como tú te conoces y te puedes dibujar, ¿cómo crees que Dios te dibujaría? ¿Te conocerá mejor Él que tu mismo?, todavía más Dios no sólo te dibujó... diseñó el mecanismo perfecto para que te construyeran conforme a su imagen y semejanza !!!

No hay comentarios.: